Nuestro Equipo

 

[vc_empty_space height=”42px” el_id=”empty space”]

Allan Ortiz: Director General

Allan Emerson Ortiz Tay recibió una licenciatura de Contador Experto del Instituto Dr. Rodolfo Robles. Él trabajó por un tiempo en una casa hogar para niños donde trabajó con niños con discapacidades y vió directamente los problemas sociales complejos que muchos guatemaltecos sufren. Después, el decidió dedicar su trabajo a abordando problemas sociales, y luego consiguió una segunda licenciatura en psicología de la Universidad de San Carlos. Como para de su licenciatura, el hizo trabajo voluntario en Caras Alegres y se sintió inspirado por la misión y el trabajo que la organización estaba haciendo.

En 2013, Allan se convirtió en el primer Director de Psicología, Educación y Administración de Guatemala en Caras Alegres. Desde entonces él se ha dedicado completamente a su trabajo en Caras Alegres donde, como un psicólogo licenciado, él juega un parte muy importante en el apoyo educativo y emocional de los niños del porgrama.

Muchos de los niños en Las Rosas son víctimas de ciclos viciosos de pobreza y violencia, y Allan trae su experiencia y perspectivo a el reto de abordando los necesidades de los niños. La mayoría de los niños en Caras Algres han asistido al programa desde que han sido chiquitos. Allan trabaja para asegurar que Caras Alegres sea un Segundo hogar y una segunda familia para los niños de Las Rosas.

 

[vc_single_image image="590" img_size="medium"]

Irma Oomen: Directora de Programas & Voluntarios

Irma Oomen viene de Los Países Bajos, donde ella estudió en la Universidad de Tilburg y recibió su licenciatura en comunicación con un menor en Español. Durante su tiempo en la Universidad, ella desarolló una pasión para el idioma español y la cultura Latina, y ella estudió en México. Como parte de su licenciatura, ella hizo trabajo de pasantía en Barcelona, España, donde ella continuó mejorando sus habilidades en el idioma español.

Después de matricular de la universidad, ella decidió regresar a Latino America, y trabajó por un tiempo en Costa Rica y Guatemala. En Quetzaltenango, Guatemala ella trabajó con Quetzaltrekkers y con Caras Alegres. Ella se enamoró con la misión y el espíritu de Caras Alegres, y saltó en la oportunidad de juntarse con la organización como Directora del Programa y de Voluntarios en 2013.

Irma está profundamente dedicada al apoyo de los niños y las familias de Las Rosas a través de su trabajo con Caras Alegres. Ella ha trabajado sin descanso para asegurar que Caras Alegres provee un espacio educativo y emocional seguro para los más vulnerables en la comunidad de Las Rosas. Aunque muchos días ella tiene responsabilidades administrativas para hacer, el mejor parte del día siempre viene en la tarde cuando los niños llegan y ella puede enseñar, jugar con, y apoyar a ellos en cada manera que ella pueda.